Nuestro hotel Monte Triana cuenta con una excelente ubicación muy cerca de uno de los monumentos más visitados en Sevilla, la Giralda. Recibe este conocido nombre la torre campanario anexa a la Catedral de Sevilla en Andalucía, Santa María de la Sede.

La construcción de la torre se abarca diferentes periodos históricos, correspondiendo los dos tercios inferiores a la construcción Almohade del Alminar anexo a la mezquita principal y que data del siglo XII, mientras que el tercio superior es una construcción cristiana que se añadió para albergar el cuerpo de campanas. Sobre el cuerpo de campanas y encima de una bola, se alza el Giraldillo.

La altura total de la Giralda, incluido el Giraldillo, es de 104 metros y ha sido durante muchos siglos una de las construcciones más elevadas y famosas de Europa y la torre más alta de España, ya que superaba a torres como el Big Ben (96,3 mt.) y la torre de Pisa (55,8 mt). En la década de los 80, la Giralda fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

La originalidad de la Giralda ha servido como inspiración a numerosas torres posteriores de países como Rusia, Polonia, incluso Estados Unidos.

La construcción de la Giralda, como alminar dependiente de la Mezquita mayor, de la cual actualmente podemos contemplar el Patio de Los Naranjos, se comenzó a construir en Sevilla en el año 1184. Iniciando las obras el arquitecto Ben Baso. El alminar tenía una altura de 82 metros y era el edificio más alto de Europa en su tiempo. Las obras concluyeron en 1198, con la colocación de 4 bolas de bronce dorado en el remate de la torre.

Sus antecedentes estilísticos se sitúan en obras cumbres del estilo Hispano-Magrebí del siglo XII, tales como el alminar de la Mezquita Kutubia en Marraquech o la torre Hassan de Tanger, cuya construcción no se concluyó y que es considerada como hermana de La Giralda.

Una vez conquistada Sevilla por el Rey Fernando III el Santo en 1248, la mezquita se consagra como catedral y tras el terremoto que sufre Sevilla en 1356 se caen las 4 bolas. Se sustituyen las bolas caídas por una espadaña y posteriormente, bajo la dirección del arquitecto Hernán Ruiz, se añade un cuerpo completo de campanas, al que también se le encarga el remate en forma de Estatua que representa a la Fe. Dicha estatua con función de veleta (la más grande realizada en bronce en el Renacimiento Europeo), denominada Giraldillo, fue probablemente proyectada por Juan Bautista Vázquez el Viejo y mide 3,5 metros.

La palabra giralda proviene de girar y significa "veleta de torre que tiene figura humana o de animal".

La Giralda tiene 24 campanas en total y es la catedral española con mayor número de campanas.

Como curiosidad, decir que en el antiguo Madison Square Garden de Nueva York, existió una réplica de la Giralda, aunque “Americanizada”, que era más alta que la original (134 metros) y que fue uno de los primeros rascacielos de aquellas ciudad. De dicha réplica se conserva aun en el Museo de Bellas Artes de Filadelfia, la estatua de la diosa Diana que remataba la torre. La Giralda Neoyorquina fue derruida en el año 1925.

Existe otra réplica en la ciudad de Kansas City, que está hermanada con la ciudad de Sevilla.

Subir las rampas de La Giralda (solo en el último tramo tiene escaleras) bien merece la pena. Se “pisa” la historia y te sumerges en un mundo que impregnó la ciudad de su cultura durante siglos. Desde su mirador superior, se pueden contemplar unas maravillosas vistas de toda la ciudad, incluso poblaciones próximas. Este mirador es un lugar idóneo para los amantes de la fotografía.

Desde el Hotel Monte Triana podrá llegar en un paseo de unos 20 minutos, recorriendo gran parte de Triana y el Casco Histórico.