La provincia de Cádiz tiene un extenso litoral, con innumerables playas de gran calidad. Playas muy apreciadas y de gran calidad tanto en la pureza de sus aguas como en la blancura de sus arenas. No sin motivo, en alguna que otra publicación, ha sido calificada como “El Caribe de Europa”.

Cádiz Capital está bañada en su totalidad por el mar, ya que lo conforma un istmo y por una parte tenemos el Océano Atlántico y por el otro la Bahía de Cádiz.

En su término municipal, encontramos playas tanto urbanas como algunas aisladas y en estado, si no virgen, sin con una muy limitada construcción.

La playa más cercana al hotel Monte Puertatierra, es la Playa de Santa María del Mar. Se encuentra a solo unos 80 metros del hotel. Es una playa urbana que tiene unos 650 mt. de largo y podemos destacar que se trata de una playa protegida de los vientos de levante y que conforma una especie de cala.

A continuación nos encontramos con la Playa de La Victoria. Una playa urbana que recorre a todo lo largo la zona extramuros de Cádiz. Su longitud es de 2.800 mt. Es la más larga del casco urbano y muy frecuentada. Acompaña esta playa en su totalidad, un paseo marítimo con multitud de chiringuitos, restaurantes y bares de copas.

La siguiente es la Playa de la Cortadura, la única que no está edificada y por lo tanto la playa más natural de Cádiz. Tiene una longitud de 3.900 mt. y recorre todo el brazo de tierra que separa el Océano Atlántico de la Bahía de Cádiz y une las poblaciones de Cádiz y San Fernando.

Por último nos queda la Playa de El Chato/Torregorda, playa natural que une los municipios de Cádiz y San Fernando. Su longitud es de 2.700 mt. y se trata de la prolongación de la Playa de la Cortadura.
Cabe destacar, que al comiendo de esta playa, se encuentra el Ventorrillo el Chato, antigua venta y parada de viajantes, que data del año 1.780. Actual restaurante con mucha historia.

Todas estas playas, unidas entre si y sin ningún tipo de barreras, conforman una con una longitud de aproximadamente 10 km. Lo que las hace ideal para pasear, el baño y disfrutar de días de sol y espectaculares atardeceres, tomando un aperitivo desde cualquiera de sus chiringuitos.

Por último, hay que mencionar la más popular de todas, la Playa de La Caleta. Se trata de la más pequeña de todas, ya que solo tiene 450 mt. y se sitúa en pleno casco histórico, concretamente entre los castillos de Santa Catalina y San Sebastián.
Es una playa de gran belleza y cabe destacar que en el se encuentran los balnearios de Nuestra Señora de la Palma y del Real, edificios históricos y de gran belleza, así como antiguas edificaciones defensivas.

El gran atractivo de las playas de Cádiz, unido a sus patrimonios Histórico, Monumental, Cultural y Gastronómico, así como su clima y la amabilidad y simpatía de sus habitantes, hacen que la ciudad se haya convertido en un destino turístico de primer nivel y muy apreciado en España y fuera de nuestras fronteras.